Tu amor-odio de octubre

El verano apenas a terminado pero tú ya casi tienes preparada la carta a los Reyes Magos. ¿Tienes el mood confuso? Embrace it baby, ¡que octubre en realidad mola mucho!

Octubre es un mes traisionero. Es un enero disfrazado de hojas para despistar. En septiembre volviste a la rutina, pensaste todo lo que ibas a cambiar este curso, cómo ibas a llevarte más tuppers a la ofi, insertar el gym en tu rutina caiga quien caiga, contratar un Poppins para que tu casa esté always on point… Y claro, como pensar todo esto era demasiado esfuerzo, decidiste no ponerlo en práctica hasta el mes siguiente. Total, que aquí estamos. Bienvenido, octubre. 


Dicen que a los seres humanos no nos gustan los cambios. Es algo instintivo, porque en nuestro cerebro de primate, el cambio es igual a inestabilidad, inseguridad, conflicto. Así que, sin querer, pensar en el cambio de armario nos pone nerviositos (desde el sudor frío hasta el mareo ansioso). Nos despertamos agitados por si nos hemos perdido el cambio de hora, y fulminamos mentalmente el clima cambiante de octubre que nos obliga a llevar el paraguas siempre encima, una rebequita y un bañador, porque nunca se sabe… Octubre son todos los “por si acasos” que metemos en la maleta. 


Bueno, ¿entonces por qué merece la pena seguir viviendo en octubre? 


Nos gusta el drama y nos gusta la fiesta: el supercombo

Empecemos por el evento que une a niños, góticos y adultos con ganas de fiesta: Halloween, la víspera de Todos los Santos, la Noche de brujas. Hay gente que vive todo el año esperando esta celebración; desde la preparación de los modelitos de la pandilla, el perfeccionamiento de las técnicas de maquillaje o el taller de tallado de calabazas. Y encima es festivo al día siguiente, ¡qué más queréis! 

 

 

-

 

 

Vuelven temazos de la fruta y la verdura

Que levante la mano el que ya estaba echando de menos a las granadas. Están al caer, como los caquis, la manzana Golden, las uvas, la pera Blanquilla… Y a tope de vitamina C, con las naranjas, mandarinas y pomelos. Además, inauguramos la época de purés de calabaza, calabacín, los buenos pucheros, las berenjenas y alcachofas rellenas, las coliflores gratinadas… ¡Seguro que se te está haciendo la boca agua! Y lo mejor de todo, ¡por fin vuelven las castañas! Entre toooda la familia de frutos secos, of course, muy autumn trending topic. 

 

 

-

 

0 comentarios
Deja un comentario