¡Que el sol no se coma el color de tus muebles!

Los muebles que están expuestos a los rayos del sol (sea de forma directa en el jardín de tu casa o en el interior de la sala, cerca de una ventana) van perdiendo su color original y adquieren un tono grisáceo con el paso del tiempo. Para evitar que se estropeen y así conserven por más tiempo su mejor aspecto, sigue los consejos que te damos a continuación. Tú ponte bien moreno ¡pero que el sol no se coma el color de tus queridos muebles!

Consejos para proteger tus muebles del sol (dentro de casa)

Primero de todo, sé consciente de dónde colocas tus muebles. Ten en cuenta que las partes más soleadas de tu casa son los puntos que causan mayor daño a tus queridos muebles.

Recuerda también que el sol es más intenso durante la mitad del día, así que trata de no colocar tus muebles en áreas que reciben mucha luz solar directa. 

  1. Cierra las cortinas o baja las persianas durante las partes más soleadas del día para evitar que los rayos de sol golpeen directamente sobre tus muebles.
  2. Cubre los muebles que reciban muchos rayos solares con un forro o cubierta (ya verás como encuentras fundas súper divertidas y elegantes). 
  3. Compra muebles con colores claros, ya que los colores más fuertes son los primeros deteriorarse por culpa del sol.

Tips para proteger los muebles de cuero del sol

Si te gusta el cuero tienes que saber que proteger los muebles de cuero de los rayos del sol requiere mucho mantenimiento. 

¿Por qué? 

Porque el cuero tiende a resecarse muchísimo si no se hidrata de vez en cuando y el sol puede quitarle su color natural.

Para evitar el agrietamiento y la resequedad en tus muebles de cuero, te recomendamos que los limpies cada 6 meses más o menos con aceites esenciales o cremas hidratantes.

Si tus muebles ya están pálidos y resecos (no los has protegido como debías), no podrás hacer prácticamente nada. Te recomendamos que pidas ayuda de un profesional para que les devuelva su color y textura original. Por eso es muy importante que les des un cuidado preventivo.

 

 

Consejos para proteger tus muebles del sol (en el jardín o terraza)

Tips para proteger los muebles de madera

Ten en cuenta que los daños provocados por los rayos solares en los muebles de madera son muy difíciles de revertir, por lo que insistimos en que los protejas previamente.

Además, piensa que la madera es un material muy delicado y fácil de deteriorar por el clima. 

Para proteger nuestros muebles de madera y prevenir que el sol los deje pálidos y resecos, tienes que usar un sellador, un protector o un barniz especial.

Es importante que el barniz que usemos no afecte las propiedades naturales de la madera, no deje malos olores residuales y tenga una acción prolongada (queremos que nuestros muebles estén protegidos durante mucho mucho tiempo).

Es necesario que el protector sea tanto fungicida, insecticida como también hidrófugo (que resista la humedad) y pigmentado (que proteja el mueble de la acción dañina de los rayos del sol).

Tips para proteger las telas del sol

Muchas sillas de terraza están hechas con telas. Los colores de muchas de estas telas, al no estar protegidas, se vuelven opacos y sin vida por culpa de los rayos de sol.

Te recomendamos que compres muebles con tejidos naturales, como la lana y el algodón, u otros más elaborados como los que traen mezclas de nylon, acrílico o poliéster. 

Ten en cuenta que los tejidos como el lino o la seda son los que más se estropean si están expuestos al sol durante mucho tiempo.

Siempre que puedas, resguarda tus muebles de tela del sol: cuando no los uses mételos en la sombra o cúbrelos con fundas.

Un consejo: compra muebles con colores claros, ya que los colores más fuertes son los primeros en hacer notar los deterioros causados por el sol.

Como ves, siguiendo estos sencillos consejos puedes proteger tus preciados muebles de los rayos del sol. Se verán como nuevos durante más tiempo y te ahorrarás mucho dinero en reparaciones.

Ahora que viene el verano, ¡que el sol no se coma el color de tus muebles!

0 comentarios
Deja un comentario